Nuevo turismo de cara al 2021

El año que acaba de finalizar 2020 comenzó con buenas proyecciones de crecimiento en el sector turismo a nivel mundial, ciudades abarrotadas donde la problemática se centraba en como limitar la llegada de tanto visitante y el impacto que genera a la sociedad y en el ambiente.



En el Perú la discusión estaba enfocada en buscar alternativas de llevar más turistas internacionales a Machupicchu (MAPI), siendo restrictivo con el turismo Nacional, desde un alto costo de llegar a MAPI, hasta las grandes reservas que realizaban agencias de viaje receptivas (AA.VV.) del Tren, copando la mayoría de los asientos, generando para el turista nacional toda una odisea para acceder a MAPI, con la complacencia de la cadena productiva del sector, debido a que de alguna manera recibían un mínimo beneficio.






Algunas AA.VV. se jactaban en mencionar que solo atiende a turismo receptivo. Como ejemplo en las ferias de comercialización de productos turísticos si querías negociar con los “grandes”, ofreciendo nuevos destinos y solo te decían, si tienes un producto para receptivo converso contigo y te encaraban toda la problemática del destino nacional que no sea el Cusco que intentabas presentar.




En un segundo punto tenemos nuestras áreas naturales protegidas (ANPs), algunas dejadas a su suerte sin el presupuesto adecuado, sin embargo, se muestran como la luz al final del túnel, pero no olvidemos que fueron concebidas para la conservación donde lo importante es el recurso natural, el nuevo turismo tiene que ser totalmente consiente del lugar donde se encuentra, existen experiencias maravillosas de un adecuado trabajo entre el SERNANP, la comunidad y el empresario local.



Los emprendimientos que se encuentran en las zonas rurales o zonas de amortiguamiento de las ANPs que han venido trabajando paso a paso, son nuestra infraestructura turística de avanzada, lo que busca el nuevo turista, en muchos casos ya están adecuados con la tecnología, con la capacitación en bio seguridad y en están generando ingresos y empleos en el sector de forma adecuada.

Quienes están al final del tren son las AA.VV que solo se enorgullecían de vender receptivo, las corporaciones de Hoteles citadinos que no quisieron buscar nuevos destinos, complacidos en vender solo el Sur dejando mínimos ingresos a los actores más débiles de la cadena, ahora los vemos gestionando solos en los ministerios y el congreso sin representatividad, buscando beneficios tributarios que esperan que todos los peruanos les brindemos para salvar a un grupo de empresarios que siempre miro con desprecio al turista Nacional.



El mundo da muchas vueltas ahora les toca a ellos esperar el retorno del turismo receptivo un par de años, como lo dijo la propia Ministra, tenemos que ver en las perspectivas mundiales, quien en su sano juicio iría a un casino, quien planificara un evento en un ciudad tugurizada con todos los riegos que eso significa, es complicado por los empleos que genera, sin embargo hay una tendencia que los trabajadores que fueron despedidos por estas grandes empresas del Turismo están siendo convocados por empresas más pequeñas que buscan la sostenibilidad en estos nuevos destinos nacionales, porque son mano de obra altamente calificada que ayudara a mejorar la calidad del destino.


El sector Público como Mincetur y Promperú, debe salir de su burbuja pensar fuera de la caja ya basta de ideas que no ayudan en nada, como ferias virtuales que no generan resultados, Marketplace para beneficios de algunos, o con políticas de escritorio elaboraras por personas que nunca han desarrollado u operado un producto turístico en el País.


Es momento de utilizar al sector privado que realmente está trabajando a través de sus gremios regionales, no escuchando a sendos lideres limeños que no representan a nadie y solo cuidan sus intereses.

La Ministra del sector conoce los procesos de consenso, las herramientas, ha trabajado en ello, es momento de convocar y realmente hacer un cambio en el sector turismo nacional escuchándonos todos, basta de poner piedras en el camino. Tecnifiquemos el sector con funcionarios altamente capacitados con experiencia en el mismo.



Finalmente miremos al turismo interno como una oportunidad para el desarrollo de nuestro país de forma sostenible, donde nosotros mismos nos volvamos a enamorar del Perú, y nos demos cuenta que lo más importante es la experiencia que nos llevamos y somos expertos en crearla.



10 views0 comments

Recent Posts

See All